Audionica

Diferencia entre vértigo y mareo

Utilizar estos dos términos como sinónimos es un error bastante habitual. Por eso hoy vamos a hablar de la diferencia entre vértigo y mareo para que sepas detectar cada uno sin problema. 

MAREOS

Si notas que pierdes el equilibrio, notas un zumbido leve en los oídos o no puedes ver con claridad de forma momentánea, es posible que estés sufriendo un mareo. 

Los mareos pueden tener multitud de causas diferentes que van desde la circulación sanguínea hasta problemas de equilibrio pasando por bajadas de tensión arterial y problemas cervicales. Calor, estrés, sensibilidad a ciertas situaciones… también pueden ser motivos válidos. 

Su duración puede ser de segundos o de minutos y no tienen gravedad alguna. Habitualmente se pasa tumbándose y elevando las piernas o sentándose y agachando la cabeza entre las piernas. 

VÉRTIGOS

Sin embargo, en el caso de los vértigos, todo parece girar a tu alrededor. Se suele tener la impresión de que nos caemos o perdemos el equilibrio y aparecen fortuitamente náuseas y sudoración. 

En ocasiones, puede haber problemas para enfocar la vista, zumbidos en los oídos e incluso una pérdida momentánea de audición. 

Su causa suele ser originada por el nervio vestibular que se encuentra en el oído interno y puede producirse, por ejemplo, por una infección, un tapón de cerumen o la otosclerosis. 

La sensación de vértigo puede durar desde unos segundos a minutos e incluso horas. Existen además ocasiones en las que se producen varias veces al día o durante días consecutivos. 

El 10% de las consultas a especialistas otorrinolaringólogos suelen ser debidas a vértigos que afectan más a las mujeres que a los hombros en un rango de edad entre 30 y 50 años. Es importante acudir a un especialista si consideras que estás sufriendo vértigos para comenzar cuanto antes con un tratamiento acorde a tu enfermedad. 

Visita nuestra web y nuestras redes sociales (Facebook e Instagram) y mantente informado de todas las novedades sobre salud auditiva.